fbpx
El adulto: la pieza clave de la regulación de los niños/as.

El adulto: la pieza clave de la regulación de los niños/as.

Hacer Cita

“Me desespera mucho el ver a mi hijo llorar”, “Me tenso cuando mi hija está gritando”, “No tolero el berrinche, me frustro mucho.” 

 

Estas expresiones dentro del consultorio, siempre las escucho con tintes de culpa. Si las has dicho, quiero decirte que el sentir cuando el niño/a está sintiendo es un don natural y se llama CORREGULACIÓN. Cuando observas a tu niño/a en una expresión emocional intensa, tus neuronas espejo se activan y te permiten conectarte con su emoción. Aquello que sientes es un indicador de cómo se siente EL. ¡Que maravilla! No necesitas que te verbalice lo que siente, necesitas identificar tu emoción para entenderlo.  

 

Un niño/a entre los 3 y 7 años consolida la metacognición o la capacidad de crear estrategias para regularse. Es hasta los 25 años cuando el córtex prefrontal o racional, termina de madurar. ¿Entonces un niño/a necesita a un adulto para adquirir habilidades de autorregulación? SI ¿Por eso recomiendan siempre acompañarlo hasta que se calme? SI ¿Por eso indican que el tiempo fuera no es adecuada en niños pequeños? SI. 

 

Hay muchas herramientas para enseñarles a regularse, no se dará por etapa evolutiva, es necesario que lo aprendan. De lo contrario, puede haber niños de 9 años o adultos de 35 haciendo berrinches. Conscious Discipline nos comparte dos estrategias: El modelaje de los papás y el acompañamiento para la calma, solución y adquisición de habilidades. 

Dibujos ilustrados por Isabel Urquiza

 

Ante un niño desregulado: 

    1. Papá o mamá necesitan identificar cómo están su cara, voz y cuerpo para poder verbalizarlo enfrente a su hijo/a: “Mis puños se cierran, mi mandíbula y ojos están tensos.” “Estoy enojado”

 

  • Papá o mamá, se calman enfrente de los niños, indicando lo que están haciendo para lograrlo: “Me estoy calmando” “Lo estoy logrando mientras respiro ”

 

  1. Papá o mamá, toman aire y recuerdan que pueden ayudar a su hijo “Yo puedo ayudarte”. 
  2. Entonces se le acompaña al niño a: 
    1. Identificar cómo está su cuerpo. Le será fácil pues acaban de observar en usted. “tus mandíbula está tensa tus puños se cierran”. 
    2. Identificar la necesidad de calmarse y elegir cómo realizarlo (soplando burbujas, dibujando, respirando, platicando con alguien). “Necesitas respirar para calmarte, puedes elegir cómo hacerlo”
    3. Indicarles que pueden hacerlo. “Tu puedes calmarte” 
    4. Una vez que lo hayan logrado, entonces se le puede enseñar la habilidad que necesita desarrollar. Papá o mamá pueden indicarle: “Estabas enojado porque tu hermana tomó tu pelota sin permiso, ¿qué le puedes decir la próxima vez?” 
    5. Para consolidar el aprendizaje, se le invita a realizarlo en primera persona. “Indícale a tu hermana lo que le quería decir”. “Hermana, cuando quieras la pelota, pidemela.  Papá o mamá median y le indican a la hermana que lo diga: “¿Me prestas tu pelota?”

Dos elementos clave para lograrlo serán: 

  1. Observar en otras situaciones como papá y mamá se calman. 
  2. Enseñar y practicar los pasos en momentos de calma. Te anexo unos dibujos para que sea más fácil para ti. 

Te dejo unos links que complementan la información: 

https://www.instagram.com/mindheart.kids/

https://www.instagram.com/casazulcolombia/

  • Licenciatura en Psicología.
  • Socia Cofundadora MERAKI – Psicología, Neuropsicología y Lenguaje.

Hacer Cita


Lety Chambon

  • Licenciatura en Psicología.
  • Socia Cofundadora MERAKI – Psicología, Neuropsicología y Lenguaje.
Hacer Cita

Deja un comentario