fbpx
¿Cómo Identificar Signos De Alarma En El Desarrollo De Lenguaje De Mi Hijo Y Cómo Estimularlo?

¿Cómo Identificar Signos De Alarma En El Desarrollo De Lenguaje De Mi Hijo Y Cómo Estimularlo?

Hacer Cita

El tema de hoy me encanta compartirlo con los papás porque creo que existen muchos mitos sobre el desarrollo de lenguaje en nuestros niños o bien mal información que confunde a los papás, la idea de hoy es que se vayan con 5 puntos donde identifiquemos si es necesario buscar ayuda de algún profesional para el correcto desarrollo del lenguaje de mi hijo.

  • Voy a retomar un poco lo que vimos en el tema pasado, mencionando de manera rápida los 4 periodos críticos en la adquisición y desarrollo de lenguaje en un niño:
  1. De los 0 a los 12 meses: recordemos que es cuando los bebés están decifrando la manera en que deben comunicarse y el mundo les responde primero a través de las diferentes formas de llanto, luego con el balbuceo hasta llegar a sus primeras palabras.
  2. El segundo periodo crítico es de los 12 a los 18 meses siendo la etapa de las primeras 50 palabras.
  3. Del año y medio a los 4 años la etapa crucial de desarrollo de lenguaje donde van adquiriendo el punto y modo de articulación de los diferentes fonemas según la etapa de desarrollo.
  4. Por último de los 4 a los 6 años 11 meses se va perfeccionando el lenguaje a través de la estructuración y uso del mismo hasta llegar a un lenguaje similar al de un adulto.

 

Ahora bien, ya que los recordamos quiero platicarte sobre algunos signos de alarma para identificar en mi hijo.

¿Qué es lo que pasa? Muchas veces los papás se confían con diferentes opiniones tanto de la abuela  o familiares que les dicen “ese niño ya debería de hablar” o bien el del pediatra que dice “ya va hablar” o bien “hay que respetar su ritmo” y entiendo ambas posturas mas creo que es mucho más valioso escucharlo desde el punto de vista de un especialista en lenguaje el cual puede identificar si nuestros niños van desarrollando su lenguaje de manera típica o hay algo en donde podemos ayudar estimulándolo.

 

SIGNOS DE ALARMA

  1. Ausencia de balbuceo: observamos que el niño desde sus primeros meses lo hace.
  2. No hay intención comunicativa.: cuando un niño que no hace el mínimo intento por comunicarse, se muestra un niño que “vive en su mundo” no sigue tanto la mirada, etc.
  3. Ausencia de habla después de los 2 años:  cuando un niño que a los dos años continúa señalando, no emite palabras o aún se comunica mediante balbuceos, aquí veríamos que es uno de los pre – requisitos de lenguaje.
  4. A los 3 años no forma frases de 2 palabras: recordemos que es esperado que desde los dos años forme frases de 2 palabras por lo que aquí ya veríamos un desfase en el desarrollo del habla del niño.
  5. Ininteligibilidad ante la mayoría de sus producciones. – la palabra ininteligible se refiere a que sus producciones no son entendidas por casi nadie. A mí me gusta hacer la pregunta en el consultorio a los padres “Aparte de papá y mamá, hermanos ¿alguien más le entiende?” Por que en ocasiones los refieren de la escuela para atender al lenguaje del niño y los papás no ven esa necesidad de atenderlos porque ellos afirman que le entienden y es que luego nos volvemos como los “traductores” de los niños lejos de propiciar un correcto desarrollo de lenguaje.

 

Ahora bien, ¿Cómo estimular el lenguaje de mi hijo? Te quiero compartir unas muy importantes de manera general:

 

  • Cuando mi hijo aún no balbucea y solo se comunica señalando, podemos introducir sonidos y emisiones por medio de onomatopeyas, imitando sonidos de animales, objetos, etc. 
  • Introducir palabras funcionales en el niño que le sirvan para satisfacer sus necesidades en lugar de señalar, esas palabras las podemos acompañar con un gesto, recordemos que generalmente el gesto antecede la palabra por lo que es necesario producir la palabra y a la par realizar el movimiento con el objetivo de que el niño lo imite y poco a poco se aproxime a la palabra de forma verbal.
  • Al identificar la intención comunicativa del niño, no adivinar lo que quiere decir, si posteriormente señala para comunicarse se le deberá nombrar mirándole a los ojos a lo que se refería.
  • Propiciar un aumento de vocabulario, nombrándole en situaciones cotidianas las acciones u objetos que se estén realizando o usando, dedicando momentos de lectura en voz alta reforzando la comprensión por medio del lenguaje espontáneo.
  • Cuando observamos que el niño no articula de forma correcta, es importante no interrumpir sus producciones hasta que termine, luego proporcionar el modelo correcto de aquella palabra que tuvo fallos en la articulación, es importante no hacerlos repetir. 
  • Si identificamos que las peticiones de mi hijo son emitidas únicamente por una palabra, debemos “regresar” esa petición completándola, por ejemplo: el niño dice “leche” y nosotros como adultos le debemos regresar la petición diciendo “mamá quiero leche” y alargar las oraciones en la medida del desarrollo de lenguaje de nuestros niños. 

 

  • Máster en Trastornos de la Comunicación – Neurociencia
    de la audición y lenguaje – Universidad de Salamanca.
    Salamanca, España. (2015 – 2016)
  • Maestría en Neuropsicología y educación. Universidad
    Panamericana. CDMX. (2013 – 2014)
  • Licenciatura en Pedagogía. Universidad Panamericana.
    Aguascalientes, México.
  • Socia Cofundadora MERAKI – Psicología, Neuropsicología y Lenguaje.

Hacer Cita


Mariana de Anda Rodríguez

  • Máster en Trastornos de la Comunicación – Neurociencia de la audición y lenguaje – Universidad de Salamanca. Salamanca, España. (2015 – 2016)
  • Maestría en Neuropsicología y educación. Universidad Panamericana. CDMX. (2013 – 2014)
  • Licenciatura en Pedagogía. Universidad Panamericana. Aguascalientes, México.
  • Socia Cofundadora MERAKI – Psicología, Neuropsicología y Lenguaje.
Hacer Cita

Deja un comentario